lunes, 30 de marzo de 2009

DEDICADO

Hoy sólo quiero junto a mí a alguien que sepa dar a los problemas su justa medida, a los momentos el tiempo adecuado, a la vida los años que merece.
Hoy sólo quiero dormoir junto a alguien que pueda pensar más allá de sí mismo, más allá de su entorno; que sea capaz de poner la mente en blanco, porque todas las genialidades se proyectan sobre la nada:
el cuadro sobre el lienzo limpio
el poema sobre el folio en blanco
La materia está en el interior, es la esencia, y desde ahí, desde dentro, se proyecta al mundo, y así le damos color, así lo apreciamos.
Hoy quiero imagianr que existe alguien que es capaz de observarse a sí mismo, con calma, y proyectar sobre su vida el reflejo del ser humano que hay en su corazón,
como si la vida fuera un lienzo limpio
como si la vida fuera un folio en blanco.

viernes, 27 de marzo de 2009

Poco más que un cuento

¿De dónde te has caído?
Niño, esto no es tu cielo.
Yo tengo la vida
hecha un sucio vertedero,
y un gigante como tú
no querrá sólo restos.
Tengo ahora más bien poco que ofrecerte:
no ambiciono, ni busco ni espero.
Te guardo un sitio junto a mí,
bien cerca, pero en el suelo,
y si quieres desde allí
pintamos cuadros con palabras
volamos con la mente,
amamos con miradas,
pero no te daré otro cielo, niño,
de los que se pueden tocar,
para eso, allá cada uno
con su realidad.
Yo soy feliz en mi vertedero.
Acumulo la basura de los niños
que tiraron sus sueños,
me acurruco en un rincón
y floto libre, sin miedos.
En fin, estás en tierra de nadie,
La salida hacia tu mundo estará abierta,
yo te ofrezco poco más que aire,
poco más que simples cuentos,
Pero, sabiendo
que siempre podrás ser mayor,
que el tiempo te llevará
siempre hacia delante, lejos, lejos…
¿No te gustaría, de mi mano,
volver a ser pequeño
e inventar, aunque sea
poco más que un cuento?



TEORÍA DE LA TOTALIDAD

El ser humano es uno de los mamíferos biológicamente más indefensos ante la naturaleza.
Un humano contra el mundo no sería un problema para el mundo.
El ser humano necesita de otros para sobrevivir.
El ser humano se siente parte de la humanidad porque no somos una especie que se divide en individuos sino una colectividad.
El sentimiento de humanidad como bloque, como grupo cerrado, es necesario y por tanto innato.
Este grupo tan amplio y sin embargo limitado permite al hombre creer en un todo; que su imaginación avance hasta alcannzar el todo.
Este sentimiento innato de un conjunto en el que no se ven los límites da idea de lo sobrenatural. Científicamente no podemos saber cuántos humanos hay sobre la faz de la tierra, o mejor dicho, no podemos relacionarnos con todos, pero creemos que son parte de nosotros.
Porque nos necesitamos para nuestra supervivencia.
La idea de estar conectado a algo, de una fuerza superior, idea que nos ha acompañado desde siempre, no es más que el sentimiento innato de totalidad, de humanidad en su conjunto.
Si esto no se comprende, se cree en Dios.
Si se comprende, se cree en las personas.
Si no se siente, ya se sabe, olvida o rompe.