domingo, 24 de octubre de 2010

Pereza ideológica.

En postura horizontal decadente,
la veleta del respeto delira
porque el viento nunca sopla en pendiente
y es el dedo del humano quien gira
con macabra voluntad esta flecha
que Natura con orgullo mecía.
Hoy en día, en cada objeto, una brecha
funcional se convierte en mercancía.
Tortura cultural del consumismo
que admite a humano ahondando en su locura
tragándose señales del destino
por logo de una nueva droga dura.
También mi pulmón izquierdo supura:
se va hundiendo mi voz hacia el ombligo...

viernes, 1 de octubre de 2010

ANIMÁLCELO

Uñas grana, vello erizo, ingle araña.
El amor pende del hilo
por el que el cuerpo resbala.
Ágil vista de águila:

ese líquido que llora
de la boca que devora
no son lágrimas, mas expiran

traiciones del oscuro fondo
de negros pulmones.
Parapetos en caretas
de control de las pasiones.,
líbido de insípidos
en
crípticos renglones...
Tras frías embestidas,
puñaladas de cobardes,
sus fluídos en la espalda
no embalsamarán la carne.
Mantra de la magnífica
Mantis, desempate:
si lo usa significa

que el valor de usted lo mate.

Mantra (तन्त्र en devanagari) es una palabra de origen sánscrito, que esta formada por los términos manaḥ y trāyate, que se traducen como mente y liberación repectivamente, de ahí se dice que un mantra es un instrumento para liberar la mente del flujo constante de pensamientos que la confunden.
El parapeto es un elemento arquitectónico de protección que sirve para evitar la caída al vacío de personas, animales u objetos de un
balcón o terraza aunque también se puede encontrar en cualquier otro lugar que presente desniveles entre diferentes planos.