martes, 8 de febrero de 2011

Pedir perdón podría
no ser una palabra
y sabría yo mirarte
en silencio, fijamente.
Enseguida que entendieras
ibas a sonreir
sabiendo que lo siento.

Pedir perdón podría
ser algo como un beso.

Pedir perdón sería
más corto sin sonidos,
codificado todo
en la tristeza del iris.

Pedir perdón más fácil...

sí, me engaño,
no es pedir perdón,
es como decir te quiero
desde un corazón cobarde.