miércoles, 1 de junio de 2011

desde el Rincón Latino

Tengo pena en la saliva
y desconsuelo en estos labios
que son los que ahora te besan.
Tengo rabia en estas manos
que están lejos de la tierra
y cuando recorren tu cuerpo
siembran campos de miseria.
Yo sólo quería quererte
y de verte evadirte no puedo
venderte caricias al alma
si no se sujeta en el Pueblo.
Yo sólo quería cariño
y me ciño al ardor de tu ego
si digo que con mi paciencia
no silenciarás al Resto.