martes, 20 de marzo de 2012

Cabo de GATA

¿Habremos pisado la única
tierra de nadie que existe dentro
de la otra tierra que dejó de pertenecernos
cuando un puñado de sobervios
pusieron la cara del rey en su sucia moneda,
sólo para volver a vernos
de ojos adentro, los labios pegados
y el alma en el mar?
No, amor no...
Sabemos que estamos aquí porque quedan
caminos sin asfaltar, cuevas, refugios
de arena y restos de fuego que creo
que alguien prendió porque tuvo frío
y huyó del mundo que huimos
y una vez aquí confirmó que nadie
es el único que sabe
que la vida vale sólo tanto como
uno pueda drle al mundo,
según su heterogénea ley.
Y tú lo has visto conmigo.
Había una cerveza en el último
rincón de este lugar esquivo
a las constructoras.
Bebe conmigo, comulguemos
con el universo.

...

Fijo la frontera de mi piel en la piel ajena
y así me diluyo al tocar, desaparezco
y soy el beso que recibo, soy
el vello que se eriza al percibirme transparente.
Fijo la frontera de mis pies en la extensa tierra
y así me conquisto al andar, desaparezco
y soy el aire que respiro, soy
la huella que me olvida hasta que otro psisa indemne.
Fijo la frontera de mi ser en mi cabello,
largo, que cae de peso,
caerá de viejo y alguien,
que no podrá dejar jamás ahí su huella dactilar
apresará mis puntas
quizás para dormir, quizás
para seguir viviendo, y yo
entraré en él como entro en todo y todo
entra en mí, porque lo involuntario
es lo que más nos pertenece.

sábado, 10 de marzo de 2012

Porque todas las mañanas
son a tu lado pero
no todas las noches
son contigo, porque sigo
diciendo que cerca
no vale como juntos,
porque dudo y luego
cuento a carcajadas
nuestras guerras, nuestras
tablas. Porque nunca
me abrazas
cuando lo necesito,
pero a veces, enfadado,
me preparas el café...
... no sé...
por las mil y pico
cañas que te debo,
porque juego, río, aburro,
grito y a veces me escurro
los sudores por tus niñatadas.
Porque hoy nunca será
como mañana.
Desde siempre irregular,
compañero de vida y espacio
je t'aime cuando rabias
sin soltarme de la mano.