viernes, 27 de marzo de 2009

TEORÍA DE LA TOTALIDAD

El ser humano es uno de los mamíferos biológicamente más indefensos ante la naturaleza.
Un humano contra el mundo no sería un problema para el mundo.
El ser humano necesita de otros para sobrevivir.
El ser humano se siente parte de la humanidad porque no somos una especie que se divide en individuos sino una colectividad.
El sentimiento de humanidad como bloque, como grupo cerrado, es necesario y por tanto innato.
Este grupo tan amplio y sin embargo limitado permite al hombre creer en un todo; que su imaginación avance hasta alcannzar el todo.
Este sentimiento innato de un conjunto en el que no se ven los límites da idea de lo sobrenatural. Científicamente no podemos saber cuántos humanos hay sobre la faz de la tierra, o mejor dicho, no podemos relacionarnos con todos, pero creemos que son parte de nosotros.
Porque nos necesitamos para nuestra supervivencia.
La idea de estar conectado a algo, de una fuerza superior, idea que nos ha acompañado desde siempre, no es más que el sentimiento innato de totalidad, de humanidad en su conjunto.
Si esto no se comprende, se cree en Dios.
Si se comprende, se cree en las personas.
Si no se siente, ya se sabe, olvida o rompe.

4 comentarios:

  1. ¡Pues bien empezamos! Yo, como humano, pensaba en que es Viernes y lo bien que me lo voy a pasar el fin de semana, desconectado, sin calentarme la cabeza, pero claro, llegas tu y me pones a pensar. ¿Dos días serán suficientes para alcanzarte?

    Espero que disfrutes con esta nueva aventura que te llevará a recorrer otro mundo.

    Para empezar, ahí van varios besos.

    ResponderEliminar
  2. Si la humanidad es comunicación, tal vez el silencio o la indiferencia sean los únicos pecados. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola.

    Me encanto el post. Es otra forma de ver la realidad y otra forma de entender las creencias.

    Creo que hay mucha verdad en lo que dices, pero posiblemente las cosas no son tan sencillas, o si???

    Salud

    Ferran

    ResponderEliminar
  4. Desde hace varios años llevo estudiando una carrera que se ha alimentado de debates, opiniones y respuestas, teorías y contrateorías, llegando a formar un corpus horroroso en el que pocas cosas se comprenden si no sabes del texto precedente. Esto es algo que parece común a todas las ramas en las que se han escindido las humanidades. La última frase es sólo una llamada a la indiferencia hacia quien no piense así, porque tampoco pretendo molestar a nadie. No con estos temas. Por eso preferí escribir claro, simple. Creo que "Las cosas" no son sencillas, visto desde lejos, nuestro hormiguero parece de los más complicados, pero alomejor nosotros, desde cerca, no lo somos tanto. Sobre si es verdad o mentira, ni yo lo sé, pero a veces resulta práctico, y me tomo la licencia de dar como punto a favor que entender así la vida provoca una sensación que vale la pena.

    Mechas

    ResponderEliminar