viernes, 15 de abril de 2011

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

EL DINERO NO ES MÁS QUE LETRA IMPRESA.
LA ESCRITURA ES CELADORA DEL ORDEN.

LA CULTURA NO NECESITA SOPORTE.
LA MENTE NO PESA.


LO CONTRARIO DE LA LEY ES POESÍA.

LA LITERATURA NOS HACE LIBRES.

Nota: La garantía de que, tras 50 años pagando una hipoteca, tendremos una casa en propiedad, es la firma de un notario bajo la descripción de la vivienda. Es sólo un papel con letras. ´¿Dónde empieza y dónde acaba la ficción en las palabras?

No hay comentarios:

Publicar un comentario